Phishing, el lado oscuro de la RGPD

Phishing, el lado oscuro de la RGPD. Aprovechando que la RGPD está de moda, los ciberdelincuentes agudizan su ingenio y crean nuevas campañas de phishing.

Hace muy poco tiempo que la RGPD es de obligado cumplimiento y los “malos” se han puesto manos a la obra. En los últimos días todos hemos recibido una gran cantidad de emails de empresas, aplicaciones, newsletters, etc. a las que estamos suscritos, informándonos de un cambio en sus condiciones y políticas de privacidad. Para continuar con sus servicios y/o envío de emails, necesitan de nuestra aceptación, nuestro consentimiento expreso. De eso trata la RGPD, de protegernos, de la transparencia a la hora de tratar los datos de los usuarios del mundo internet.

 

Phishing, el lado oscuro de la RGPD

Muchos de estos correos que recibimos son reales, sin embargo, otros no tanto. Os voy a poner un ejemplo. Se trata de un correo “simulando” (por decir algo) ser del Banco Santander y nos indica que tenemos una actualización nueva. Además (¡cómo no!) incluye un link para que revisemos nuestra cuenta. Podéis ver el cuerpo del mensaje aquí.

Phishing, el lado oscuro de la RGPD

Analicémoslo. Fíjate que el email del supuesto remitente tiene el dominio KE.LEO.COM el cual no se parece en nada al del banco Santander.

El texto es erroneo:

Gracias a no responder a este mensaje, usted no tendrá que responder.
Por favor, use nuestra secció “Conacto” en nuestra página web

 

y hay continuas faltas de ortografía

secció“, “Conacto

 

 

Phishing, el lado oscuro de la RGPD

Si ponemos el puntero del ratón en el link “Revisa tu cuenta” podemos ver, en la barra de estado” de nuestro navegador o de nuestro cliente de email, un link del tipo:

https://t.co/YhQ1ue……

 

Si hacemos clic en el link (NO LO HAGAS) nos redirige a una página que para nada es del Banco de Santander. He utilizado una herramienta online unshorten.it para “decodificar” el link corto y este fue el resultado

Phishing, el lado oscuro de la RGPD

 

 

Como puedes ver, el link dirige a una página árabe, la cual no sabemos si tiene algún script malicioso o simplemente se trata de un simple SPAM. No nos la jugamos ¿verdad?

 

Ten cuidado, sobre todo estos días que los ciberdelincuentes aprovecharán la RGPD y la aceptación de los términos y condiciones de los servicios de internet para intEntar engañarnos.

Consejos:

  • Mucho cuidado con hacer clic en correos en los que dudemos de su procedencia.
  • Observa bien todo el contenido del email en busca de faltas de ortografía, emails “raros” o lenguaje poco apropiado para nuestro idioma.
  • Como ves, si te fijas un poco y estudias el correo, te salvas.

 

Valórame, es gratis, solo te cuesta un click 

Phishing, el lado oscuro de la RGPD
5 (100%) 2 votes

¿Quieres recibir avisos como éste en tu email en tiempo real?

Suscríbete gratis en el siguiente formulario

 

Share This